Hoteles de Lujo en San Antonio de Areco

4San Antonio de Areco es una ciudad con aires de pueblo que está acostumbrada a recibir turistas. Y está preparada para viajeros con todo tipo de presupuesto. Desde hostels o pensiones hasta hoteles de lujo.

En esta última categoría podemos encontrar por ejemplo a “La Estancia el Ombú de Areco” tal como podemos leer en su página web, el casco fue construido por el teniente General Pablo Riccheri en 1880, de origen italiano y lo transmitió a la arquitectura del casco principal de la estancia. Cuenta con 9 espaciosas habitaciones, cada una con baño privado. Ofrecen todo el confort y logran satisfacer hasta a los más exigentes. Los huéspedes podrán también admirar una completa colección de armas y diversos elementos de decoración gauchesca en el interior. En el exterior los grandes jardines, llenos de flores, plantas y árboles lo harán sentir en contacto directo con la naturaleza.

Otra opción es el resort de campo y spa “Campos de Areco”. Se trata de un hotel, de imagen tradicional y majestuoso, con proporciones clásicas y generosas propias del estilo neo colonial. Lograron combinar el confort con la vida al aire libre. Poseen 30 habitaciones confortables, espaciosas y luminosas cada una con una superficie de 40 x 60 metros cuadrados. Esta propiedad está diseñada para satisfacer a las personas de negocios y huéspedes en general. Cuentan con sala de reuniones y salón de eventos.

La Estancia La Sofía es un Boutique Hotel y Polo Resort. Tal como su nombre lo indica, poseen dos canchas de polo con riego y una escuela para principiantes o avanzados. También ofrecen cabalgatas, además, todos sus caballos son de cría propia. Tienen seis amplias habitaciones en suite, ideales para descansar y disfrutar del campo.

En el corazón de San Antonio de Areco, podemos encontrar al Hotel Boutique “Patio de Moreno”. Poseen un patio central, jardín con piscina, ideal para una estadía relajante y tranquila. También están preparados para retiros empresariales, desayunos o almuerzos de trabajo que se adecuan a la necesidad de los huéspedes.